viernes, marzo 05, 2010

El primer inflacionista

El amigo Law de un par de posts atrás, además de manejar el Banque Royale también ayudó a inflar una enorme burbuja a principios del siglo XVIII. Se trataba de la Mississippi Company (o, más precisamente la Compagnie de la Louisiane ou d'Occident), establecida en 1717 bajo instancias de Law para explotar las riquezas de la Luisiana, que entonces era colonia francesa (fue vendida a USA en 1803para pagar gastos de las guerras de Napoleón....pero esa es otra historia).. Piensen que la Luisiana ocupaba el medio oeste norteamericano, desde el Golfo de México hasta casi la frontera con Canadá.

Ustedes se preguntarán el por qué del establecimiento de un "banco central" y de un emprendimiento colonial en la misma época. La razón es sencilla: Francia era un país riquísimo pero casi en quiebra debido a los gastos de las guerras de Luis XIV. En ese contexto la promesa de riquezas americanas y la posibilidad de emitir papelitos para saldar deuda era música al oído del regente de Orleans. Obviamente, el papel moneda era redimible en oro o plata ante al banco, y eso contribuyó a que fuera inicialmente aceptado...Además todos los fondos públicos fueron despositados allí, lo que aumentó su imagen de solvencia. La idea de Law es que no participaran los bancos privados, que las finanzas y el comercio fueran controlados monopólicamente por el Estado.Y que las utilidades de este banco y de la Compañía fueran usadas para pagar la deuda nacional.....¿les suena algo de todo esto? (si, las pelotudeces actuales son en realidad, aparte de dañinas, anticuadas.....)

Para fines de 1718 el Duc d'Orleans compró todas las acciones del banco, y Law fue nombrado Controller General de las Finanzas (una especie de secretario de Hacienda)

Pero en realidad todo esto era un habilísimo esquema para esquilmar giles y favorecer al rey. Los directores de la Compañía contrataron vagabundos y desempleados, los disfrazaron de mineros y los hacían marchar por Paris como si hubieran regresado de Luisiana llenos de guita. Artistas pintaban escenas de Nueva orleans como si fuera Paris (era un caserío bastante paupérrimo). A quienes desearan invertir en la Compañía el Banque Royale les daba préstamos en papel moneda que podían usar para conmprar esas acciones. Además se podían comprar acciones pagando sólo un anticipo del 10%....Esto despertó el entusiamo de mucha gente que invirtió sus grandes o pequeñas fortunas para poder ganar algo de tan fabuloso negocio

Con ese papel moneda, la Compañía pagaba sus falsos dividendos. Una bicicleta afinada con precisión francesa....Pero como toda bicicleta con moneda fiduciaria, esta pronto generó problemas: el banco en menos de un año emitió papel por el doble de las reservas de metálico de toda Francia, lo que obviamente hacía que ese papel no tuviera suficiente respaldo. Esto hizo explotar lo que luego se conoció como la Burbuja de Mississippi en 1720. Los inversores reclamaron que se les devolviera el oro a cambio de sus billetes en las puertas del banco, lo que era obviamente imposioble a esa altura. Law huyo a Inglaterra donde murió en 1729. Toda la burbuja duró menos de tres años y dejó un tendal de arruinados.

Pero no solo la monarquía cayó en la tentación de emitir para saldar sus deudas....

3 comentarios:

打扮 dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...

Muy buen post, convendría repasar la saga de la "South Sea Company" como antecedente.
(Alciodes Acevedo)

il postino dijo...

La South Sea Bubble fue distinta potrque no involucró la emisión de moneda para financiar la compra de acciones, y duró algo más, pero también es una hostoria que merece ser contada...

Saludos y gracias por comentar