jueves, octubre 06, 2011

Todo tiene un final

Sí, la juventud, la infancia, la tristeza, la felicidad, los besos, las mañanas, las tardes y las noches, las buenas novelas, los poemas mal escritos, el poder, la fortuna, todo pasa. Pero hay finales que uno no quisiera que existieran. "Recordar que moriré pronto es la más importante herramienta que he encontrado para ayudar a tomar las grandes decisiones de mi vida. Porque prácticamente todo, las expectativas de los demás, el orgullo, el miedo al ridículo o al fracaso, se desvanecen frente a la muerte, dejando sólo lo que es realmente importante. Saber que vas a morir es la mejor forma que conozco para evitar la trampa de creer que tenés algo que perder." Y esa conciencia de la muerte nos regaló nuevas formas de interactuar con el mundo, y nos recordó que la tecnología puede ser bella y elegante sin dejar de ser útil.. Chau Jobs. Fue bueno vivir en tu tiempo.

3 comentarios:

flics dijo...

Duele mucho?... por lo de Cristina, digo...

Mastrocuervo dijo...

Postino, nunca me olvidé de tu comentario sobre la Marcó del Pont, pero en estos días lo recordé especialmente...
Saludos.

paulacohenv dijo...

Dí con tu blog! Muy lindo este post. Una gran pérdida Jobs para el mundo.