jueves, agosto 24, 2006

Inversión e integración social

La mayor debilidad de nuestro crecimiento es la tasa de inversión.
Se ha recuperado, es cierto: pasó de 13 a 21% del PBI. Pero mientras tanto, Chile está invirtiendo 30% de su PBI. Ésa es la tasa a la que deberíamos estar invirtiendo, y que lograríamos si tuviéramos plena seguridad jurídica.
¿Por qué no aumenta la inversión? Porque no hay horizonte temporal ni reglas de juego, no hay contrato.

Una verdadera integración social requiere que todo el mundo tenga trabajo en blanco y decente. Lo que requiere mucha inversión de capital.

No es porque no tengamos los ahorros ni la posibilidad: hoy la Argentina tiene más activos que deuda, en el exterior. Es un país cuyos activos en el resto del mundo son más grandes que los pasivos. El promedio de la sociedad ha eludido el temor a la confiscación ahorrando en el resto del mundo.

Ese ahorro ha alcanzado dimensiones nunca vistas para un país emergente: los ahorros netos de los argentinos son superiores a la deuda agregada. Es un país acreedor neto.

Es patológico. Normalmente deberíamos ser fuertes deudores netos, como lo fuimos en etapas de fuerte crecimiento, a fines del siglo 19 y comienzos del siglo 20.

2 comentarios:

vqp dijo...

Mira, yo en realidad no me creo mucho eso de que por tener un pasaporte argentino lo cuentes como capital argentino. Para mi el capital no tiene un "pais", al menos no deberia. Si yo fuera accionista de una empresa, no me gustaria mucho que mi CEO invierta en un pais solo porque el nacio en el.

il postino dijo...

estoy de acuerdo. pero el hecho que los tenedores de dicho capital sean argentinos no es un dato menor, especialmente si considerás que se trata de dinero generado mayormente en el país

Obviamente, es irracional que ese capital venga todo aquí. Pero asumiendo que el capital es fungible, y que todos los capitalistas siguen una regla de diversificación de riesgos, y que el monto de capital en manos de nativos de un pais es síntoma de la capacidad de ese país de generar riqueza y que dicha capacidad es el principal atractor de capital, entonces deberíamos atraer un monto de capital similar al que poseen los tenedores argentinos, aunque de tenedores de todos los países