miércoles, febrero 11, 2009

Juegos jugamos que no conocemos

La palabra juego nos evoca en general situaciones de esparcimiento: pensamos en el truco, el poker, el ajedrez, el TEG, el Estanciero; o capaz en el Winning Eleven o en el basket. Todas estas actividades son muy distintas pero tienen algo en común: son situaciones gobernadas por reglas cuyo resultado es bien definido y se caracterizan por una interdependencia estratégica entre los participantes (en criollo, que la estrategia es importante para determinar el resultado, y que la relación entre las estrategias elegidas por cada jugador es determinante....una mala estrategia puede ser ganadora ante una estrategia aún peor)

Pero si miramos con cariño la definición anterior empezamos a sospechar que la misma puede tranquilamente aplicarse a situaciones menos lúdicas. Por ejemplo, la competencia entre empresas en un mercado puede ser caracterizada como un juego, obviamente más complejo y costoso que los anteriores, pero juego al fin. Lo mismo podría decirse de las relaciones entre gobiernos, o entre el gobierno y las empresas, y en general entre entes u organizaciones cuyas relaciones siguen reglas claras y que persiguen objetivos distintos (no necesariamente contradictorios).

Como muchos saben existe un conjunto de conocimientos matemáticos colectivamente conocidos como teoría de juegos cuyo fin es estudiar los comportamientos de los entes involucrados en situaciones que pueden ser caracterizadas como juegos. Si bien algunos de sus principios fueron anticipados por Francis Edgeworth, o Cournot, los padres de la teoría fueron John Von Neumann y Oskar Morgenstern, quienes en 1944 publicaron The Theory of Games and Economic Behavior, originando una verdadera revolución copernicana en el entendimiento de muchos fenómenos complejos.

En cierta forma, la teoría de juegos se parece al cálculo diferencial, pero en lugar de encontrar máximos y mínimos busca indicar al jugador el resultado esperado para cada estrategia seleccionada. Desde luego, la teoría de juegos es matemática aplicada pero también es una forma de pensar cierto tipo de problemas complejos. Muchas veces no aporta la solución a esos problemas, pero casi siempre ayuda a pensarlos y a sistematizarlos, definiendo un posible espacio de soluciones, y haciendo mucho más eficiente el análisis posterior. Esto es especialmente cierto para el caso de la estrategia empresaria y muchas ramas del análisis económico y social. 

Obviamente, la aplicación de la teoría de juegos requiere de rigurosidad analítica, una formación básica en matemática y cierta predisposición a utilizar el pensamiento y no los reflejos condicionados al momento de pensar un problema. Lamentablemente y a pesar de ser una disciplina muy transitada, su uso en ciencias sociales sigue siendo marginal, por razones casi obvias cuando se revisa la formación de los profesionales en esas áreas.

Un ejemplo del uso del "pensamiento de juegos" en la teoría económica es el actual entendimiento de que las políticas económicas deben ser diseñadas teniendo en cuenta que las expectativas  de los agentes económicos (sean racionales o no!) son afectadas por las mismas. Si diseñamos un mecanismo para aumentar la recaudación impositiva, debemos tener en cuenta que los contribuyentes diseñaran estrategias que respondan a ese mecanismo, y esa interacción seguramente afectará los resultados de la estrategia diseñada por el gobierno. En la economía real las personas, las empresas, el gobierno nacional, los demás gobiernos locales, los gobiernos de otros países, los gremios, las asociaciones empresarias, etc, son jugadores que poseen estrategias que interactúan con todas las demás. Cualquiera que haga un diseño estratégico debe considerar esta interdependencia si no quiere levantarse una mañana y ver un resultado distinto al esperado.

Mucha de la discusión actual en USA se da en relación a cómo el gobierno puede diseñar estrategias para superar la crisis que produzcan un cambio en las expectativas de los demás agentes económicos. Es por ello, que el tamaño y características del plan de rescate debe ser en cierta forma "exagerado" para poder superar las estrategias conservadoras en términos de consumo e inversión que adoptan individuos y empresas. Lamentablemente, es muy difícil hacer un fine tuning de este tema, pero si es por equivocarse, sería bueno que se equivoquen por más ayuda que por menos....veremos

6 comentarios:

Ulschmidt dijo...

Exelente post !

il postino dijo...

Gracias Uls...un halago suyo siempre es bienvenido

vqp dijo...

Te olvidaste de nombrar a la mente brillante de Nash y el equilibrio que otorga a su equipo Phoenix Suns (o era otro Nash ese?)

il postino dijo...

jajajjajaja

Nash en realidad hizo aportes a la teorìa de juegos, siendo famoso su equilibrio de Nash, que sirve para encontar estrategias optimas en ciertos juegos de màs de un jugador. Sus ideas han sido muy utilizadas en economìa y negocios, pero no fue tan revolucionario como si lo fueron los amigos mencionados antes

En cuanto al Nash de los Phoenix Suns, sabìas que es un fan del futbol?

ayjblog dijo...

lo mas importante de Nash es la escena con las minas en la pelicula, si fue real, brillante, si no lo fue, brillante tambien

ahora, en serio, mis mas sentidas felicitaciones Postino
por dos cosas
a) el post
b) No menciono a la pareja gobernante ni una vez, como hizo, tomo valeriana???????

el b) es broma, obviamente :P

il postino dijo...

jajajajajajaaaaaaa

si, a veces me aburro de los K.....

ojo que la pelìcula de Nash tiene cosas medio inventadas o exageradas. Hace unos años le escribì (el tipo sigue siendo profesor y es accesible via Web) y la verdad se nota que ha tenido y tiene fuertes issues psiquiàtricos